El filme épico de Los Diez Mandamientos

Entre las historias de cine inspiradas en narraciones bíblicas se destaca, sin lugar a dudas, Los Diez Mandamientos. Una gran obra maestra del cine épico producida y dirigida por el legendario Cecil B. DeMille.

Este filme, estrenado en el año 1956, fue en su momento la película más cara jamás realizada. Y hoy en día sigue siendo una de las más taquilleras de toda la historia del cine, ubicándose en el puesto número siete en términos de recaudación mundial.

Los Diez Mandamientos estuvo protagonizada por Charlton Heston como Moisés, Yul Brynner como Ramsés II, y Anne Baxter como Nefertari, todos actores que se encontraban en momentos de gran ascenso en sus carreras. En el caso de DeMille, por el contrario, esta película representa su última producción, y para muchos el punto más alto de su carrera como productor y director.

El filme obtuvo múltiples reconocimientos, incluyendo seis nominaciones a los premios de la Academia, entre ellas la de Mejor Película, llevándose la estatuilla por Mejores Efectos Especiales, categoría en la que la película de Cecil B. DeMille representó un hito revolucionario en la historia del cine.

Trama del filme

En sus más de tres horas de duración, la película narra la historia de Moisés desde el momento en que Ramsés I ordena asesinar a todos los niños hebreos y la madre de Moisés, Yochabel, lo salva colocándolo en una canasta sobre el Nilo.

Moisés es adoptado por la princesa egipcia Bitia, y desde allí la película sigue la vida del profeta como egipcio hasta el descubrimiento de su verdadera identidad y posterior esclavitud. Se relata la huida de Egipto de los hebreos y la apertura de las aguas del Mar Rojo, hasta culminar en el Monte Sinaí cuando Moisés recibe las tablas de los mandamientos, en una de las escenas más icónicas de la historia del cine épico.

La película finaliza con la muerte del profeta junto a las aguas del río Jordán.